Análisis – LEGO STAR WARS: The Force Awakens

Estamos, concretamente, ante la quinta entrega de LEGO dedicada a Star Wars. La franquicia nos ha traído ya varios de los largometrajes adaptados al videojuego. Sin embargo, conscientes del resurgir del que la saga ha sido partícipe este año con el estreno del séptimo episodio, el lanzamiento de LEGO Star Wars: The Force Awakens era una apuesta segura. Desarrollado por TT Games y distribuido por Warner Bros, resulta enormemente fiel a la película, dividiendo la historia principal en diez episodios y un epílogo. Así mismo, cabe mencionar el toque de humor que caracteriza todas las entregas de la franquicia, y que tampoco podía faltar en esta. Si algo tiene LEGO, son risas aseguradas.

El título llega totalmente doblado y traducido al español y un total de 8 horas es la duración mínima del modo historia, aunque familiarizados con otras entregas de la marca LEGO, debemos saber que el juego no termina ahí, ni mucho menos. El modo libre nos permitirá volver a jugar cada capítulo y nivel desbloqueado, de forma que completar el videojuego al cien por cien se convertirá en un acto de paciencia y muchas, muchas horas.

“Yo soy tu padre”

Comenzamos la historia enlazando con el final del Episodio VI: El retorno del Jedi. Concretamente en la escena que Darth Vader muere. De este modo, entraremos en contexto para el comienzo de lo que será el arco argumental del título. Nos situamos 30 años después de la victoria de la Alianza Rebelde ante la segunda Estrella de la Muerte. Una nueva República ha sido construida, pero una siniestra entidad, la Primera Orden, ha renacido para volver a implantar el mal. Los que en otra época fueron héroes luchan ahora en la Resistencia. Luke Skywalker ha desaparecido y es objeto de búsqueda de la maligna organización.

Durante una misión en Jakku para hacerse con datos cruciales para la Resistencia, Poe Dameron, un piloto de caza, es capturado por la Primera Orden, que busca desesperadamente encontrar a Luke Skywalker. Mientras BB-8 huye con los datos escondidos en su interior, Poe es trasladado al destructor estelar de Ren, de donde consigue escapar gracias a la ayuda de un soldado desertor, Finn. Simultáneamente, BB-8 es encontrado por Rey, una joven chatarrera, que desempeñaba su oficio en el planeta Jakku. La situación se torna desfavorable y ambos deben escapar del planeta con la ayuda de Finn, que se encuentra con ellos tras haber estrellado en Jakku y creyendo haber perdido a Poe.

De forma inesperada entran los nuevos héroes a formar parte de esta historia para luchar y vencer a las fuerzas del mal  y a un misterioso personaje, Kylo Ren, que empuña un sable de luz roja.

El argumento sigue paso a paso el presentado por el largometraje, tratándolo con un humor que enamorará  a los fans de la saga, y sacará alguna que otra sonrisa a más de uno.

En elenco para dejar de contar

Más de 200 personajes jugables, y con sorpresa incluida. Luke, Leia, Han Solo, Rey, C-3PO, R2-D2, Finn… Son solo algunos nombres de la amplia selección entre la que podemos escoger. Durante el modo historia los personajes vienen predeterminados, y no tendremos posibilidad de elección. Esto es algo totalmente entendible,ya que son estos los que protagonizan y guían el transcurso de la trama. Además, en cierto momento desbloquearemos al mismísimo J.J. Abrahams como personaje jugable.

A medida que vamos avanzando y superando los diferentes capítulos iremos desbloqueándolos y aumentando las opciones de la larga lista. Sin embargo, una vez terminado el modo historia nos encontraremos con que solamente podremos accecer a la mitad del plantel. Muchos de ellos requerirán rejugar niveles o adquirir cierto número de coleccionables, así como superar pequeños minijuegos localizados en lugares puntuales de los escenarios.

Cada personaje posee habilidades especiales únicas, de forma que en muchas situaciones necesitaremos dicha habilidad para superar un obstáculo concreto. Esto deriva en la ya mencionada, necesidad de rejugar niveles para poder alcanzar puntos que durante el modo historia permanecían bloqueados porque no disponiamos del personaje necesario en nuestro equipo.

Por otro lado, y no menos importante, en LEGO Star Wars: The Force Awakens nos pondremos a los mandos del mítico Halcón Milenario, entre otros vehículos. En esta entrega la conducción de naves y todo tipo de medios de transporte tomarán protagonismo en la historia, de forma que muchas misiones consistirán en manejar cazas o algún tipo de nave de combate, o simplemente requerirán del uso de un transporte de carga para completar algún objetivo menor. Al igual que ocurre con los personajes, para desbloquearlos será necesario superar la historia y conseguir los objetos recolectables.

¡A machacar botones!

Hemos encontrado varias novedades en este apartado, con respecto a títulos anteriores de la franquicia. Entre ellas están las batallas de blásters en tercera persona y  el nuevos sistema de coberturas, que nos permite como bien dice la palabra, cubrirnos, tras un objeto o elemento del escenario y ponernos a salvo de los disparos enemigos. Si bien parecía una novedad agradecida en un principio, pierde parte de su interés debido al apuntado automático. Me explico, las coberturas únicamente están disponibles en momentos puntuales, cuando nos encontramos en medio de un tiroteo de blásters. Una vez resguardados, solo debemos pulsar un botón para que, de forma totalmente automática, nuestro jugador apunte a la perfección hacia el enemigo y, paso seguido, presionar el botón de disparar y terminar con él. Esta nuevo añadido hace un amago de integrar elementos propios de un shooter al título.

Otro elemento innovador son las multiconstrucciones, de modo que cada vez que estamos ante un montoncito de bloques LEGO, tenemos varias opciones entre las que elegir. Así mismo, podemos destruir y reconstruir cuantas veces queramos. Es más, muchas misiones requerirán de la construcción de un objeto para superar un obstáculo y  después deberemos montar otra de las opciones para poder continuar y resolver completamente el puzzle.

El resto de la entrega es lo que podemos llamar: pura marca LEGO. Saltar, correr, disparar, luchar, construir, destruir y volver a construir. Un machaca-botones en toda regla. La jugabilidad resulta muy fluida y sencilla, de modo que se convierte en una opción válida para los más pequeños de la casa, mientras que resultará de lo más entretenida para los mayores. Podremos cambiar de personaje siempre que lo deseemos dentro del equipo del que dispongamos en ese momento. Durante el modo historia, los miembros estarán definidos por defecto, pero en el modo libre se podrá formar un equipo al gusto de cada uno.

Por otro lado, y como ya se ha mencionado, la rejugabilidad es muy alta. La historia principal se resulta muy llevadera y realmente divertida por los constantes toques de humor, pero el hecho de encontrarnos constantemente con lugares a los que no podemos acceder por no poder hacer uso del personaje necesario en ese momento, provoca la necesidad de volver a jugar ese nivel más tarde y hacerse paso a través de ese camino que antes se encontraba bloqueado. Esto nos obligar a aventurarnos una y otra vez por los mismos escenarios y explorar a fondo cada uno de ellos.

¿Para cuándo multijugador online?

LEGO sigue manteniendo su afán por el multijugador cooperativo en pantalla divida al que nos tiene bien acostumbrados. Eso sí, modo local, cómo no. Gracias a esta opción podremos disfrutar de partidas acompañados de un segundo jugador. Cada nivel está preparado para dos, de forma que aunque estemos jugando en solitario, siempre aparecerá un segundo icono en la parte derecha de la pantalla. Contar con una segunda persona puede resultar de gran ayuda en algunas situaciones, que requieren estar cambiando de personaje constantemente.

El modo cooperativo es, sin duda, un punto a favor en entregas con una jugabilidad divertida. Sin embargo, se echa en falta un modo online, que permita disfrutar del título desde la distancia.

Inmejorable banda sonora

El elemento sonoro es, sin duda, uno de los puntos fuertes de este título. La saga de La Guerra de las Galaxias siempre ha presumido de su gran banda sonora, y  aventurarse por los escenarios de la última de sus películas mientras suenan de fondo composiciones de tanto renombre, no puede hacer otra que mejorar la experiencia. Este, sin duda, es uno de los puntos que más enamorará a los fans de la saga.

De igual forma, el apartado gráfico es totalmente aceptable. La esencia estética de LEGO conforma unos decorados que en muchas ocasiones hacen que se te olvide que son construcciones de bloques. Es increíble lo bien reproducido y adaptado que está cada elemento. Resulta muy sencillo situarse e identificar cada escenario respecto a la película. A su vez, los personajes guardan los detalles y las diferencias características de su modelos reales.

En conjunto, la estética del título añadida a la maravillosa banda sonora, crean una experiencia verdaderamente gratificante.

Conclusión

Sin duda, LEGO Star Wars: The Force Awakens es un título totalmente recomendable para cualquiera que desee pasar unas cuantas horas más que entretenidas. El sistema de jugabilidad es divertidísimo y los constantes guiños en una historia completamente fiel a la de el largometraje hacen que la experiencia sea prácticamente inmejorable. La banda sonora cobra vida propia en algunos momentos del juego, consiguiendo que te sientas el mismísimo Finn empuñando un sable láser contra Kylo Ren.

Se echa en falta un modo multijugador online y, a veces, la dificultad peca de ser demasiado baja y los puzzles muy sencillos. Pero al margen de esto, y valorando la entrega como una unidad, estamos ante un videojuego verdaderamente notable.

Artículo para Legión de Jugadores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *